Valencia Basket sustituyó a Álex Mumbrú antes de su segunda temporada | Baloncesto | Deportado

La dolorosa derrota por 30 puntos (69-98) ante los jugadores de la Liga francesa, fue el veredicto definitivo para Álex Mumbrú. Tras la presentación, el público del estadio de la Fuente de San Luis mostró su descontento hacia el técnico catalán -también contra el director deportivo, Luis Arbalejo- y durante el partido escuchó los gritos de su afición. Era una muerte anunciada, y Valencia Basket ha comunicado esta mañana el relevo del técnico catalán, que no ha podido llegar a la segunda de las tres temporadas que tenía, por contrato, al frente de un equipo que no ha terminado de reconectar su proyecto. El sustituto será un hombre de casa, Xavi Albert, un joven técnico de 36 años que ha sido hasta ahora ayudante de Mumbrú.

Su ex entrenador del Valencia Basket llegó al club de Juan Roig en enero de 2022. Mumbrú dirigió al equipo durante 133 partidos en el que hubo más derotas (70) de victorias (63) y dejó al Valencia Basket al borde de la eliminación en la Euroliga, con la semifinal -finales de Copa del Rey y un engañoso séptimo puesto en la Liga ACB, con los playoffs en peligro. Los jóvenes, tras el duro traspié en Europa, pronunciaron una frase en la que mostraban su comprensión del emphado de la hindhada. “Me siento con fuerza, sí, pero hoy soy el peor partido y tengo que disculpar mi pasión por no estar a la altura”, dijo en la calle detrás del partido.

El club ya había dado un golpe de timón en junio de 2023, a pesar de Chechu Mulero, que era director deportivo desde 2014. El plan diseñado por su sustituto, Luis Arbalejo, estaba lleno de novedades, jugadores muy fuertes físicamente para el agua al ritmo de alternando la Liga ACB con la Euroliga. Los primeros días estaban prometidos. La tripulación, con una de las mejores defensas del continente, salió como rompehielos, pero, poco a poco, fue perdiendo su identidad y las derrotas se fueron imponiendo sobre las derrotas. El equipo empezó a participar en la clasificación de las dos competiciones y en la ilusión que, un año después, desarrollaba el proyecto.

La entidad, que tiene a Enric Carbonell como director general, recibe el título de éxito por la sorprendente marcha de Pedro Martínez tras haber conquistado en 2017 la primera y única liga ACB de la historia del Valencia Basket. Txus le sucedió en el campo Vidorreta, Jaume Ponsarnau, Joan Peñarroya y Álex Mumbrú, cuatro entrenadores que nunca dejaron de triunfar en un partido tan misteriosamente complicado como el valenciano. No me ayuden a tener paciencia con el avance de las obras del Roig Arena, la fabulosa instalación que se transformará, en 2025 o 2026, en la nueva casa del equipo y que tendrá una capacidad de 15.500 espectadores, el doble Espada de filo, si Valencia Basket no podrá enamorar a su público. Desde el entorno del club es que la inauguración del Roig Arena puede traer al Valencia la Copa del Rey y la Final Four de la Euroliga, y que el patrón juega con un gran equipo que puede participar en las dos competiciones.

La planta del Valencia Basket está ahora en manos de Xavi Albert, un entrenador que tenía muchas esperanzas en el Valencia desde que, en enero de 2022, fue invitado por los Portland Trail Blazers a participar como asistente en la NBA Summer League.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.