Una activista española de 84 años trepas por una scala de mano para retomar una sede de Derechos Humanos

Actualizado

Amparo Carvajal dice que «hasta morir» en una terraza de la sede de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia

Amparo Carvajal, la activista española de 84 años trepa a mano.LUIS GANDARILLAS | prórroga EFE

La activista española de 84 años Amparo Carvajal trepa este martes con la ayuda de una escalera manual a la terraza de la sede privada Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), con la intención de devolver el edificio ocupado hace un mes por un grupo afn al Gobierno de Luis Arce.

«Él esperaba subir a comprar una buena escalera en la víspera del día, pero se sorprendieron al pensar que no podía sufrirlo, pero podía», dijo Carvajal en medio, entre Efe.

Para saber más

Carvajal mantenido desde hace casi 40 das una noche en la puerta posterior del edificio de la Apdhb en La Paz, luego de que un grupo de personas, a primis de junio, ingres a la institucin para renunciar a las actividades que trabajan ah y luego toman esos ambientes.

De aquí en adelante, la Polica custodia la sede de la Apdhb.

Los dirigentes encabezados por Dgar Salazar, un activista sellado de afinidad con el oficialismo, afirman que tienen sus derechos sobre la propiedad y la representación legal de la institución por lo que supuestamente fueron elegidos como sus representantes en diciembre de 2021, en una elección a desconocimiento por parte de los sectores que liderará Carvajal.

Esta jornada, Carvajal pretendía entrar en esas oficinas con las llaves que tena y acompañaba de un cerrajero, ma no lo logr.

activista espa
Amparo Carvajal la víspera en una terraza de la sede de la Asamblea Permanente de DDHH de Bolivia.LUIS GANDARILLAS | prórroga EFE

Despus, la mujer de 84 aos consigui una escalera de mano, la ayuda con la ayuda de otras personas en una pared lateral y la trep hasta que lleg a una pequeña terraza ubicada en el primer nivel del edificio, y donde te aseguras de que se quedara «hasta morir».

«Esto es consecuencia de una vigilia que mantuve durante 37 desde el momento en que se respaldó la Asamblea por dgar Salazar y otros seguidores multan al Gobierno», explica a Efe el presidente de la Apdh de La Paz, Javier Quisbert.

La activista sella que la directiva nacional, encabezada por Carvajal, pretende en este momento recuperar los entornos de la Apdhb utilizando «varios recursos legales, pero todos salieron desfavorables» y que son actos «digitados por el Gobierno».

Carvajal «sigue tomando una pastilla todos los días» por la reactividad de un cáncer y pase lo que pase «no va a querer salir de ah», declara Mara Eugenia Cárdenas, colaboradora principal del presidente de la Apdhb.

La Defensora del Pueblo emitió un comunicado a los integrantes de la Apdhb para “profundizar la cuestión de soluciones en el marco de sus estatutos internos, bajo mecanismos que no vulneren los derechos de las personas”.

En la vspera, la fuerza opositora Creemos anunciar que pedir a la Comisin Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que otorgue medidas de precaución a favor de Carvajal recuperar sus funciones.

Carvajal, nacida en Riao (en Len, en el noroeste de España), ha dedicó su vida a la defensa de los derechos humanos en Bolivia desde hace más de 50 años.

En 1974 participó en la creación de la Apdhb, en plena dictadura de Hugo Banzer (1971-1978) y una de las que después de todo se levantó del pas por presiones del Gobierno militar de Luis García Meza (1980-1981), pero luego retrocede para continuar con el activismo.

En julio de 2016, Carvajal fue elegido presidente de la Apdhb.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más