Un polémico elogio del papa Francisco a emperadores rusos disparó la ira en Ucrania y en el Este europeo

En su última declaración conocida ligada a la guerra en Ucrania, el Papa Francisco elogió a los emperadores rusos del siglo XVIII a quienes el presidente Vladimir Putin invoca como modelos para sus anexiones territoriales en el país vecino. La controvertida posición del pontífice provocó airadas reacciones en países vecinos a Rusia y un sonoro rechazo de la cancillería de Kiev, cuyo vocero condenó la “propaganda imperialista” del jefe de la Iglesia católica.

Según el diario The Wall Street Journal, que informó sobre la historia, el hecho que disparó la controversia ocurrió el último viernes cuando, hablando por video ante una reunión de jóvenes católicos rusos en San Petersburgo, el Papa Francisco los exhortó a seguir el camino de Pedro el Grande y Catalina la Grande, a quienes llamó gobernantes de un “gran imperio ilustrado de gran cultura y gran humanidad”.

En un pasaje del video atribuido por el gobierno de Kiev al pontífice, Francisco dijo a los jóvenes rusos:“No olviden nunca su herencia. Son los hijos de la gran Rusia: La gran Rusia de los santos, de los reyes, de la gran Rusia de Pedro I, Catalina II, ese imperio grande, culto, de gran cultura y de gran humanidad (…) Nunca renuncien a este legado. Son herederos de la gran Madre Rusia, sigan adelante. Y gracias, gracias por su forma de ser, por su forma de ser rusos”.

Los comentarios sobre Pedro y Catalina, que se produjeron al final del discurso del Papa, no fueron incluidos en la transcripción oficial difundida por el Vaticano, pero luego la diócesis católica de Moscú y la televisión católica siberiana, que depende de la iglesia, difundieron el asunto.



Fieles que portan una bandera ucraniana escuchan al Papa Francisco mientras dirige la oración del Ángelus en la Plaza de San Pedro. Foto EFE

La defensa

En un comunicado emitido el lunes, la embajada del Vaticano en Kiev rechazó sugerencias de que “el Papa Francisco podría haber alentado a los jóvenes católicos rusos a inspirarse en figuras históricas rusas conocidas por sus ideas y acciones imperialistas y expansionistas que impactaron negativamente a las poblaciones vecinas, incluido el pueblo ucraniano”.

“El Papa Francisco nunca ha respaldado las nociones imperialistas. Por el contrario, es un acérrimo opositor y crítico de cualquier forma de imperialismo o colonialismo en todos los pueblos y situaciones”, agregó la nota oficial.

Inicialmente, Ucrania prefirió no comentar la información. El presidente Volodimir Zelenski se reunió en mayo con el Papa en Roma y le pidió que apoyara la fórmula de paz de Kiev, basada en la retirada de las fuerzas invasoras rusas. Sin embargo, al caer la tarde, la cancillería ucraniana respondió en fuerte tono.

“Es verdaderamente un pecado que las ideas de una gran potencia rusa, que son en realidad la causa de la agresividad crónica de Rusia, consciente o inconscientemente, salgan de los labios del Papa, cuya misión, en nuestra opinión, es precisamente abrir los ojos de la juventud rusa sobre el rumbo destructivo del actual liderazgo ruso”, dijo en Facebook el vocero del ministerio de Relaciones Exteriores, Oleg Nikolenko.

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania. Foto Bloomberg


Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania. Foto Bloomberg

Críticas

Al citar las palabras atribuidas al Papa en su mensaje a los jóvenes rusos, Nikolenko dijo que “es con esta propaganda imperialista y “la ‘necesidad’ de salvar a la ‘Gran Madre Rusia’ que el Kremlin justifica el asesinato de miles de hombres y mujeres ucranianos y la destrucción de cientos de ciudades y pueblos ucranianos”.

Putin ha citado a Pedro El Grande, quien amplió el territorio ruso y recortó la autonomía ucraniana, para justificar la actual invasión. También ha usado el término Novorossiya (Nueva Rusia) para referirse al sur de Ucrania ocupado por Rusia, un término que se remonta a la conquista rusa del sur de Ucrania bajo el mando de Catalina la Grande en 1764.

Catalina también albergó a la orden de los jesuitas, de la que el Papa es miembro, ante la supresión de la orden por parte de Roma a fin del siglo XVIII.

En el Este europeo, histórico patrio trasero de Rusia, también se criticó al Papa. El ex presidente de Estonia, Toomas Ilves, calificó en X (antes Twitter) sus dichos de “verdaderamente repugnantes”. Nexta, un medio bielorruso con sede en Varsovia, ironizó en la misma plataforma: “Por cierto, los católicos de Polonia, Lituania y Bielorrusia se levantaron tres veces contra este ‘imperio ilustrado’”.

El Papa ha denunciado el sufrimiento del pueblo ucraniano por la invasión, pero se ha abstenido de condenar explícitamente a Moscú por la guerra. Asimismo, sugirió que pudo haber sido provocada por la ampliación de la OTAN hacia el este. Esa postura levantó críticas los ucranianos, incluidos líderes de la Iglesia.

Fuente: AFP y AP

PB

Mirá también