Lukashenko asegura que los luchadores de Wagner «quieren irse de excursión a Varsovia»

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, anunció que los combatientes del Grupo Wagner fueron exiliados a su tierra natal «quieren irse de excursión» en Varsovia ya Rzeszow, pero que fue ahorcado.

«Puede que no deba decirlo, pero lo voy a hacer. Los ‘Wagneritas’ empiezan a presionarnos: ‘Queremos ir hacia el oeste. Dejadnos hacerlo. Les pregunto que por que quieren ir hacia el oeste. ‘Bueno, queremos ir de excursión a Varsovia, a Rzeszow’«, dijo el delcarado Lukashenko durante un encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, en San Petersburgo, según recogen medios rusos y bielorrusos.

Rzeszow es uno de los aeropuertos polacos donde traen los suministros bélicos estadounidenses y otros aliados para su envío a Ucrania.

«Los estoy mantenienendo en el centro, como pactamos. Bielorrusia no quiere enviarlos allí porque están de mal humor y, para ser justos, sabiendo que estás de paso por el Estado de la Unión», la unión supranacional entre Bielorrusia y Rusia, se acercó a Putin con gesto serio. Los mercenarios de Wagner estaban disgustados con la Ayuda Militar prestada por Polonia a las Fuerzas Armadas ukranianas.

Putin se dirigió a Lukashenko en el Palacio Constantino de San Petersburgo en una reunión en la que abordó el reciente anuncio de Polonia de fortalecer militarmente la frontera con Bielorrusia.

Al respecto, Lukashenko ha insinuado que la Ayuda Polaca en Ucrania está en Pago Por la posible anexión de partes de Ucrania y para ello el paso previo eS el ingreso de kiev en lu otan, una «cortina de hum» para lograr el «desmembramiento» del país, según recogió la agencia de noticias bielor USA, Belta.

«Quieren arrancar el oeste de Ucrania y anexionarla a Polonia. Es el pago por la participación activa de los polacos en esta operación contra las tropas de la Federación Rusa. Los estadounidenses lo apoyan (…). Es inaceptable», remachado.

Contraofensiva ucraniana

Cuando se anunció la contraofensiva militar ucraniana, Putin aseguró que “no existe”. «Él aplastó. No hay resultados”, proclamó.

Además, Putin ha desestabilizado que en las últimas 24 horas ha destruido «una cantidad récord» de equipamiento militar occidental. Lukashenko mencionó concretamente la destrucción de «más de 15 tanques de combate Leopard y más de 20 vehículos de infantería Bradley» en una batalla.

Putin también mencionó «bajas importantes» entre los «mercenarios extranjeros» que luchan junto a las tropas ucranianas. «Están perdiendo garantías», añadió.

“Las personas de los países que están enviando a personas en la zona de guerra deben saber que están pasando por allí y llamemos su atención a quienes preguntan por las acciones de sus gobernantes”, dijo Putin.

Putin y Lukashenko se reunieron con el gobernador de San Petersburgo, Alexander Beglov, durante una visita a Kronstadt.

extensión AFP

Lukashenko ha indicado que desde el 4 de junio, desde el inicio del contraataque ucraniano, los servicios secretos han sido contabilizados 26.000 muertos entre las Fuerzas Armadas ukranianas. «Más», señaló Putin. “Ahora son más”, respondió Lukashenko. “Pero tiene una semana estimada en más de 26.000 desde el 4 de junio”, insistió. “Aún más”, reiteró Putin.

«Lo de ayer demuestra que la Guerra es contra todo el bloqueo de la OTAN. Muchos de ellos tienen su armamento y hay mercenarios implicados. Y, importante, lo de ayer es importante porque las reservas estratégicas principales están ya implicadas”, indicó.