hay al menos siete muertos

Un grave accidente múltiple, en el que decenas de camiones con acoplados chocaron unos con otros llevándose por delante varios vehículos particulares, provocó la muerte de siete personas este sábado en el sur de Brasil.

El incidente, al parecer ocasionado por las condiciones climáticas de la zona, en donde llovía y se registraba una fuerte neblina, ocurrió a la altura del distrito de São Luiz do Purunã, ubicado en Balsa Nova, un municipio de la región metropolitana de Curitiba, en el estado de Paraná.

Según el reporte preliminar de la Policía de Carreteras, al menos siete personas murieron en el grave accidente, pero hasta esta noche se desconocía el número de heridos y si fueron registradas más muertes.

Las autoridades tampoco habían establecido el número de automotores involucrados, pero se hablaba de más de una veintena, la mayoría tractocamiones, algunos de los cuales sufrieron incendios.

Videos divulgados en las redes sociales muestran la magnitud del accidente con automóviles completamente aplastados por los camiones, que terminaron chocando unos con otros al no conseguir frenar por sus gigantescas y pesadas cargas.

En una entrevista con Radio Banda B, personal del cuerpo de Bomberos manifestó que tuvieron dificultades para llegar al lugar del accidente. «El convoy que venía de Curitiba tardó cuatro veces más de lo debido, por la farta de un margen cerca del peaje», aseguró.

Hasta las 20 de este sábado, el tránsito en el kilómetro 136 de la carretera BR-277 estaba totalmente interrrumpido en dirección a Ponta Grossa, sin horario de liberación previsto. y parcialmente bloqueada en sentido a Curitiba, con largas colas.

Un autobús que transportaba a la selección sub-17 y al cuerpo técnico del club de fútbol Londrina fue uno de los automotores impactados y por fortuna ninguna de las 29 personas que allí se movilizaban resultó muerta o herida, según confirmó el club, en un comunicado.

El sitio Central Gazeta de Notícias (CGN) de Brasil publicó las declaraciones de uno de los conductores vinculados al incidente, de nombre Marcos, quien responsabilizó a «un ciudadano que se detuvo al ver un auto que se había caído a la cuneta». «Parece una escena de una película», graficó otro chofer, según la misma fuente.

«Había mucha niebla, cuando fui a ver la línea estaba parada, un camión tras otro chocaban. Pisé el freno, pero no aguantó. Mi camión se incendió cuando chocó. Mucha gente corrió con extintores para ayudar a apagar las llamas, pero no pudieron soportarlo», agregó.

De acuerdo con las autoridades, las causas del accidente están siendo investigadas. Participaban de los trabajos equipos de Bomberos y de Policía Civil y MIlitar, entre otras fuerzas.