«Este gobierno nos llevará a una dictadura»

Israel enfrenta una peligrosa crisis constitucional, con su sociedad dividida y una clase media dispuesta abandonar el país. La decisión del primer ministro Benjamin Netanyahu y su coalición de gobierno de avanzar en una reforma judicial contra el Tribunal Supremo no solo movilizó al país sino que destrozó la confianza de los reservistas militares en su administración. Ellos creen que los lleva “a la dictadura”.

Enfrentados a la reforma, más de 1.500 reservistas han declarado, en una carta pública, que no tienen intención en presentarse a su servicio voluntario, mayoritariamente entre la Fuerza Aérea. Un escenario grave, que deja a las Fuerzas Armadas sin entrenamiento ni hombres, si estalla un grave conflicto.

Los reservistas son los que definirán la suerte del gobierno porque a Netanyahu no le importa la opinión de los civiles, quienes bloquearon la ruta entre Tel Aviv y Jerusalén bajo el sol, en la mayor protesta que recuerde el país. Y los militares se adhirieron a ellos.

Un teniente coronel de la reserva de la fuerza israelí, con 30 años de servicio activo, decidió hace 10 días frenar su servicio. Se lo informó a sus autoridades militares. Explicó que era “a causa de la injustificada legislación planificada por el gobierno, que le otorgó ilimitados poderes al Ejecutivo y, de hecho, convierte a Israel en una dictadura”.



Protestas en Tel Avivi contra la reforma judicial. Foto: JACK GUEZ / AFP

Desde Israel y bajo estricta protección de su nombre, el teniente coronel conversó con Clarín sobre las razones que han llevado a él y a sus compañeros militares a adoptar esta dramática decisión.

«Honrados de proteger la democracia»

-¿Por qué 1.500 reservistas se oponen a la reforma judicial del gobierno israelí?

-El gobierno israelí, encabezado por el primer ministro Netanyahu, está aprobando una reforma legislativa que otorga poder ilimitado al gobierno israelí y lo coloca por encima del poder de equilibrio judicial. La legislación judicial en Israel es extremadamente frágil y se basa en la suposición ingenua de que cada gobierno actuará con buena voluntad. Este gobierno ha incumplido este acuerdo no escrito, al liderar un paquete legislativo que destruye nuestra democracia.

Mirando la legislación que el gobierno israelí está llevando a cabo agresivamente, estos patriotas sienten que el gobierno los ha traicionado.

Una vez que los principales pilares del poder militar israelí son los reservistas. La gran mayoría de nuestra fuerza proviene de reservistas, de todas las unidades, que continúan sirviendo al país muy activamente durante muchos años, obligatorios hasta los 45 años.

Mirando la legislación que el gobierno israelí está llevando a cabo agresivamente, estos patriotas sienten que el gobierno los ha traicionado. Está cambiando el contrato entre las fuerzas y el país. Nos sentimos honrados de proteger el estado democrático de Israel. Pero no estamos dispuestos a proteger a un rey y sus servidores, que no están equilibrados ni controlados por un sistema judicial fuerte y justo.

Manifestantes bloquean la autopista Ayalon, en Tel Aviv. Foto: Reuters


Manifestantes bloquean la autopista Ayalon, en Tel Aviv. Foto: Reuters

Por lo tanto, por primera vez en la historia de Israel, desde que se fundó el país hace 75 años, un grupo extremadamente grande de oficiales y soldados de reserva ha decidido dejar de servir al país, hasta que se elimine la legislación destructiva.

-¿Significa esto que no van a participar en la guerra?

-El significado inmediato es que dejamos de entrenar. Lamentablemente, sin capacitación, con el paso del tiempo, nuestras capacidades operativas se deteriorarán.

No sé si estas personas participarán en caso de que haya una necesidad real de ellas. Es una decisión personal de cada una de estas personas. A partir de ahora, puedo decir sobre mí, que seguiré participando.

Un golpe de Estado amenaza la democracia

-La mayoría de ustedes son de la Fuerza Aérea, unidades cibernéticas e inteligencia. ¿Por qué?

-Eso no es verdad. La protesta militar es generalizada. En algunas unidades militares, como la Fuerza Aérea, los reservistas son la columna vertebral de la fuerza. Participan en todas las actividades. Cargan sobre sus hombros una importante experiencia y una perspectiva equilibrada. Por lo tanto, su ausencia se siente de inmediato y con fuerza.

Les recuerdo a todos que Israel no tiene una constitución. Nuestro único control sobre el gobierno es por la Autoridad Judicial, específicamente por la corte suprema.

-Usted dice que la democracia liberal israelí está amenazada por un golpe de estado. ¿Por qué?

-Tomemos como ejemplo la ley, que fue aprobada por el parlamento el lunes pasado. Esta ley exime a los ministros y al primer ministro israelíes de la necesidad de actuar “razonablemente”. Esto significa que las decisiones tomadas por los ministros de Israel en la actualidad ya no están controladas por la corte suprema israelí por «razonabilidad». Piensa cuántas decisiones irrazonables pueden tomar los ministros, especialmente aquellos como el nuestro, que tienen antecedentes penales. Este es solo un ejemplo de una ley. El paquete completo de leyes que presentó el Ministro de Justicia incluye más de 100 leyes nuevas. Solo imagina… ¿Cómo desequilibrará esta reforma a las instituciones?

Un manifestante con pasamontañas protesta tras la aprobación de una ley clave de la reforma judicial. Foto: Reuters


Un manifestante con pasamontañas protesta tras la aprobación de una ley clave de la reforma judicial. Foto: Reuters

Tomemos otro ejemplo: la designación de jueces. Hoy en día, los jueces en Israel son designados por un comité profesional, que incluye políticos de la coalición y la oposición. El gobierno corrupto de Netanyahu propone que el comité sea controlado por la coalición. En otras palabras, la coalición nominará a nuestros jueces.

Esto, de facto, anula la independencia de la Autoridad Judicial, convirtiendo así a Israel en una dictadura. Les recuerdo a todos que Israel no tiene una constitución. Nuestro único control sobre el gobierno es por la Autoridad Judicial, específicamente por la corte suprema.

Los juicios a Netanyahu

-¿El primer ministro está acusado por corrupción?

-Me gustaría mencionar dos hechos más importantes, que debemos recordar al hablar de la Autoridad Judicial de Israel. Nuestro Primer Ministro, Benjamin Netanyahu, se encuentra actualmente en juicio y acusado de soborno, fraude y abuso de confianza.

Si no fuera por la asombrosa sociedad israelí, que marchó por las calles durante más de seis meses, a estas alturas, Israel ya habría sido una dictadura. No hay duda.

Netanyahu ha optado por promover una revolución judicial mientras está en juicio. Debido a esta situación especial e increíble, la Corte Suprema de Israel ordenó a Netanyahu que no se involucre personalmente en nada relacionado con el sistema judicial.  Sin embargo, Netanyahu ha decidido desobedecer el fallo de la Corte Suprema. El 23 de marzo, en un discurso a la nación, declaró: “Estoy interviniendo en el evento”.

Un manifestante lleva un montaje de la foto de Netanyahu mezclada con el rostro del dictador norcoreano Kim Jong-un. Foto: HAZEM BADER / AFP


Un manifestante lleva un montaje de la foto de Netanyahu mezclada con el rostro del dictador norcoreano Kim Jong-un. Foto: HAZEM BADER / AFP

En otras palabras, nuestro Primer Ministro ha optado públicamente por infringir la ley. Ahora díganme, como ciudadanos, cuando nuestro liderazgo infringe la ley públicamente, ¿qué se supone que debemos hacer? Me tomó algo de tiempo, pero hoy sé la respuesta. Estamos obligados a luchar contra ello.

-¿Israel va hacia una dictadura? Por qué?  ¿Quién lo necesita?

-Si no fuera por la asombrosa sociedad israelí, que marchó por las calles durante más de seis meses, a estas alturas, Israel ya habría sido una dictadura. No hay duda. Por suerte, este país tiene gente increíble.

La democracia en manos de los militares

-¿Son ustedes, los militares, los que van a decidir este “tour de force” en la Knesset (Parlamento) ? Israel no tiene Senado.

-Las protestas no son violentas. No esperes ver fotos de Capitol Hill desde la Knesset. Espero que los miembros del parlamento de la coalición se despierten, hagan lo correcto y salven a Israel. Deben pedir una moción de censura en el parlamento, que detenga la destrucción de nuestro querido país y ponga fin al horrible conflicto social , que estamos presenciando.

-¿Los jóvenes soldados tampoco van a servir en los territorios?

-Esto no tiene nada que ver con los territorios.

-Si se niega a servir, ¿qué puede pasar? ¿Quién hará la guerra?

-Ruego a Dios que nuestro pueblo no llegue a ese dilema moral, y que este conflicto interno llegue a una solución antes de que lleguemos a ese punto.

Bibi continúa empujando a Israel, directamente contra el muro de hormigón.

-¿El Primer Ministro no escucha a los civiles?

-El Primer Ministro no escucha a nadie. Probablemente se guía por el miedo de su propia prueba. La semana pasada, casi 100.000 personas, hombres, mujeres, niños y ancianos, marcharon, bajo el calor de julio, por la carretera de Tel-Aviv a Jerusalén, pidiendo al gobierno que postergue la legislación prevista para el lunes. Además, los reservistas se des-enlistaban en masa. Líderes financieros claves advertían al Primer Ministro sobre el resultado de sus acciones. El presidente Joe Biden mostraba sus preocupaciones y pedía un amplio acuerdo sobre la reforma judicial. ¡Nada!. Bibi continúa empujando a Israel, directamente contra el muro de hormigón.

"El Primer Ministro no escucha a nadie", dice el teniente coronel. Foto: AP


«El Primer Ministro no escucha a nadie», dice el teniente coronel. Foto: AP

-El presidente Isaac Herzog se opone a la reforma, que consideró «brutal» y se ofrece a mediar. ¿Le cree?

-Sí. Pero está siendo demasiado suave y demasiado diplomático frente a las acciones agresivas de este gobierno, que van en contra de la voluntad de la gran mayoría de la sociedad israelí. Espero que use palabras duras y un temperamento duro. Es parte de su deber. Se supone que es el guardián de la democracia número uno de Israel.

No habrá guerra civil

-¿Se están yendo los civiles de Israel?. ¿Están buscando otros pasaportes? ¿Crees que Israel puede ir a una guerra civil?

-Las discusiones sobre dejar el país se han vuelto mucho más comunes. Mis amigos reservistas y yo no estamos allí. Este es nuestro país, y lucharemos, tanto como sea necesario, para protegerlo como una democracia judía, democrática y liberal.

Una masiva manifestación contra los planes de Netanyahu, en Jerusalén. Foto: Reuters


Una masiva manifestación contra los planes de Netanyahu, en Jerusalén. Foto: Reuters

La guerra civil está fuera de cuestión. Puede escuchar a una minoría de extremistas en ambos lados haciendo estos llamados. Pero esa no es la dirección a la que vamos. Personalmente, lucharé contra estos llamados extremos con la misma pasión que lucho para proteger nuestra democracia. La sociedad israelí debe actuar con responsabilidad y superar esta crisis.

-¿Por qué la Corte Suprema sólo va a debatir las apelaciones en septiembre, cuando todo el pueblo está movilizado?

-Buena pregunta. Déjeme comprobar eso.

-En CNN, el Primer Ministro israelí advirtió que el país puede entrar en “aguas desconocidas”. ¿Qué quiso decir? ¿Qué planea hacer?

-No tengo idea.

La decisión del gobierno el lunes de aprobar una ley Judicial que provocó tan fuerte debate es una de las decisiones más irresponsables de un gobierno israelí.

-¿Los ataques a Jenín y Gaza son provocaciones?

-No.

-¿Netanyahu y su coalición están abusando del poder para ocultar su corrupción?

-Sí.

La ayuda militar de EE.UU.

-Israel y sus fuerzas armadas dependen de la ayuda militar estadounidense. ¿Cree que debería detenerse y que Biden tomaría la decisión?

-No, nunca querría dañar a mi país, ni querría dañar la excelente relación estadounidense-israelí. Sin embargo, aprecio mucho la presión pública del presidente Biden sobre Netanyahu para llegar a un amplio acuerdo sobre la revolución judicial. Netanyahu debe escuchar atentamente estos llamados, para asegurarse de que la ayuda militar estadounidense no sufra daños. Ese es su deber.

-¿Esta reforma del primer ministro va a erosionar el vínculo entre Israel y EE.UU.?

-Si continúa con sus cambios judiciales unilaterales, sí. Por eso espero que este gobierno destructivo sea reemplazado lo antes posible por un nuevo gobierno, que proteja los intereses sociales, financieros y de defensa de Israel.

A la ruleta

-¿Israel está jugando a la ruleta por su futuro? Si la reforma sale adelante, ¿cuál es el futuro de Israel?

-Sí. La decisión del gobierno el lunes de aprobar una ley Judicial que provocó tan fuerte debate es una de las decisiones más irresponsables de un gobierno israelí. Todos y cada uno de los 64 miembros de la coalición, que votaron a favor de la nueva ley no democrática, sabiendo que las calles están en llamas, están jugando con fuego.

-¿Y la Corte Suprema, qué hará?

-Si la reforma sale adelante, entonces la Corte Suprema fallará en contra. Si el gobierno hace caso omiso de las órdenes de la Corte Suprema, de la misma manera que el primer ministro Netanyahu ha desobedecido sus órdenes de mantenerse alejado de cualquier participación judicial, entonces estaremos en una crisis constitucional.

En tal caso, las partes interesadas clave de la defensa, como el jefe de gabinete, el jefe de policía y el jefe de la Fuerza Aérea, permanecerán leales a la ley y no a ningún gobierno que esté actuando ilegalmente.

París, corresponsal

ap​

Mirá también