El relato de un nufrago australiano que sobrevivió con su perra más de dos meses en el desvío en el Pacífico

Un náufrago australiano que fue redimido junto a su perra más de dos meses a la deriva en el Océano Pacífico voló a tierra este martes en México. «Estoy agradecido, estoy vivo», dijo tras llegar al puerto de Manzanillo a bordo del barco atunero que hizo posible el «milagro» de que pudiera contar su aventura.

Timoteo Shaddok, Hace 54 años, y su perla ‘Bella’ zarpó en su catamarán Aloha Toa en abril, desde La Paz, en la península mexicana de Baja California. El marinero había planeado un viaje de uno 6.000 km a la Polinesia Francesa, pero su embarque transcurriría entre una fuerte tormenta che los dejaron sin rumbo.

Con agua de lluvia y pescado crudo se puede sobrevivir los más de dos meses que estuvieron a la deriva, hasta que fueron avistados por un buque atunero propiedad de la empresa Grupomar, que hizo su último esfuerzo.

«Estoy agradecido, estoy vivo (…). Sólo quiero tomármelo con tranquilidad», dijo Shaddock a la prensa tras descender del barco. «Estar con mis amigos y mi familia es lo que quiero».

Shaddock subió de la lancha con barba crestada y con una gorra de la marca de la compañía atunera. «Pesqué mucho, llevaba mucho equipo conmigo también y buenas provisiones», dijo sobre los días que pasó extraviado en altamar.

El legado del naufragio ha sido enteramente un contenedor. El presidente de Grupomar, Antonio Suárez, ha estado presente para celebrar el éxito de la plantilla de la compañía. «La vida es muy bella y hemos sido responsables de salvar la vida de un ser humano y de una perrita que lo acompañaba», dijo al explicar que Los náufragos fueron atendidos por el servicio médico a bordo del buque. «Cayó en muy buenas manos», añadió.

Suárez dijo que la embarcación que redimió al náufrago es la más pequeña y la más antigua de la empresa y quien está de viaje en lo que se encuentra con Shaddock seguramente será el último.

«Ir a despedirse de nosotros (el barco) muy gragratamente», apuntó.

La empresa -que vende la marca Tuny a bajo precio- dijo en un comunicado de prensa difundido este lunes que el australiano “visto a más de 1.200 mil en la tierra” cuando fue detenido.