Celta sustituyó a Rafa Benítez | Fútbol | Deportado

El RC Celta anunció que fue el sustituto del técnico Rafa Benítez porque bajo su dirección el equipo «no obtuvo los resultados deseados» por parte del club que preside Marian Mouriño. El técnico madrileño recogió el pasado de Verano en Balaídos como un fuerte consejo del nuevo presidente querido en la temporada del Centenario. Firmó contrato por tres veces, pero la mala dinámica de su equipo, con sólo dos salidas en el descenso, aceleró su ascenso. Claudio Giráldez, entrenador del filial que actualmente ocupa la quinta posición en 1ª RFEF, en puestos de eliminatoriaEste es el que vuelve a los encuentros del primer equipo.

El técnico llegó al club con un gran número de divisiones y títulos de élite en su haber. El veterano técnico apareció en el banquillo del Celta en una campaña y medios sin dirigir ningún club. Antes del club gallego, Benítez había jugado hasta 2022 en el Everton, lo que le había disgustado de negro. Además, antes también dirigió en el Dalian Yifang Chinese, Newcastle, Real Madrid, Napoli, Chelsea, Inter de Milán y sus dos alcaldes dirigieron las temporadas que dirigieron en Liverpool y Valencia, ganando partidos nacionales, internacionales y campeonatos.

El Celta sigue manteniendo así su permanencia al límite en tres de las últimas cinco temporadas. Actualmente, el equipo se encuentra en la 17ª posición, habiendo perdido su último partido contra el Real Madrid por 4-0 y habiendo conseguido sólo 5 victorias en 28 partidos. En un comunicado, el Celta elogió a Rafa Benítez y sus colaboradores por “implicación, honestidad y profesionalidad” desde su etapa en Vigo, y también deseará “mucho éxito y excelencia” en el futuro.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.